El nogal: un árbol divino y odiado a partes iguales

Nogal (Juglans regia).
Nogal (Juglans regia).

Querido nogal

El nogal común (Juglans regia), que también se denomina nogal europeo o nogal español (en México se le llama nuez de Castilla), es un árbol de hoja caduca, que pertenece a una familia, las juglandáceas, de infausta fama como veremos más adelante.

Se trata de un árbol de hermoso porte, de muy amplia distribución en el hemisferio templado. Llega a una altura de 20-25 metros, y podemos decir que es una especia longeva, ya que llega fácilmente a vivir 200-300 años.

Es generalmente muy apreciado, ya que se aprovechan en forma exhaustiva, tanto su madera como su fruto. En efecto, la nuez es un fruto estimado, con una visible presencia en la industria de la alimentación, gracias a que puede consumirse de muchas formas, ya sea fresco, seco o elaborado. De las nueces, incluso, se extrae aceite, con múltiples usos.

En forma de fruto seco, la nuez posee un alto valor nutritivo, y es abundante en proteínas, vitaminas del grupo B, vitamina C, oligoelementos, en aceites vegetales, lecitina, así como en ácidos grasos omega 3.

Pero, al mismo tiempo que todas estas bondades, el nogal tiene un secreto oculto: la juglona.

La sombra del nogal: “la malquerida”

Al igual que el resto de sus parientes de la familia de las juglandáceas, el nogal tiene una estrategia para que otros árboles y plantas no le disputen el espacio, la luz ni el agua. Para ello, despliega un arma en forma de sustancia química —la juglona— cuya función es inhibir el crecimiento de otras plantas en su entorno inmediato.

Este mecanismo por el que el nogal segrega juglona por hojas y raíces, provoca la denominada alelopatía vegetal, que es precisamente la capacidad de evitar la competencia de otras plantas: les provoca estrés, y causándoles incluso la muerte.

Sin embargo, este éxito evolutivo, le acarreó siempre al nogal una fama pésima, que la tradición se ha encargado de poner en evidencia. De este modo, se han distribuido decenas de creencias, supersticiones y mitos sobre este árbol, algunos con base cierta, pero otros no tanto.

En este sentido, los refranes son el fiel reflejo del sistema de creencias imperante durante siglos. No en vano, se tiene constancia de que el hombre cultiva el nogal desde hace más de 7.000 años.

Nogal (Juglans regia), en otoño.
Nogal (Juglans regia), en otoño.

La nuez, el curioso fruto del nogal

En realidad, curiosamente la nuez no debería llamarse nuez, ya que desde el punto de vista estrictamente botánico, el fruto del nogal es una drupa, que dentro de ella contiene a una nuez.

Y decimos que es curioso, también, porque mientras en otros frutos del tipo de la nuez, conocidos como drupas, se come la pulpa y no su interior (ya que es un hueso), en el caso de la nuez se desprecia la pulpa (se denomina ruezno) y se come el interior (denominado escuezno).

Fruto del nogal (nuez), un situ.
Fruto del nogal (nuez), un situ.

Otros nombres para el nogal

El nogal, en función de la zona o la región, recibe muchísimos nombres distintos, prueba de su amplia distribución entre nosotros: anoales, anogal, carriona, cascarol, cascarón, coca, cocón, conchais, conchal, concheiro, conchiro, concho, conjo, corcón, coscol, cuca, cucal, cuco, cuculina, cucón, cusial, cáscara, la nogal, la nogal, la nogal blanca, la nogal negra, matamadres, noal, nocedo, noceo, noces, noga, nogal, nogal blanca, nogal común, nogal español, nogal europeo, nogal negra, nogal picado, nogal real, nogal rinconero, nogala, nogar, nogueira, nogueiro, noguera, noguera rinconera, noguero, nozal, nuecero, nueces, nueces (fruto), nueces machos, nueces mollares, nueces ocales, nueces rinconeras, nuez, nuez encarcelá, nuezal, nugal, nugueiro, nuguera, nuquera, nuzal, nuzeiro, pajarera, ñogal, ñozal, ñuez.

 

Entradas relacionadas

 

Nogal en Montjoie-en-Couserans, Ariège (Francia).
Nogal en Montjoie-en-Couserans, Ariège (Francia).

 

Nogal (Juglans regia). Inflorescencia (amento) masculina.
Nogal (Juglans regia). Inflorescencia (amento) masculina.

 

Nogal (Juglans regia). Flor femenina.
Nogal (Juglans regia). Flor femenina.

 

Anuncios

7 comentarios en “El nogal: un árbol divino y odiado a partes iguales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.