Domingo Savio: el niño que quería ser santo

En febrero de 1849, Domingo Savio, que entonces tenía 7 años de edad, recibió su primera comunión en la parroquia de Castelnuovo Don Bosco (Italia). Cuando fue su turno, pronunció en voz alta lo que había preparado (y que dejó escrito en su propio libro de oraciones):

Resoluciones tomadas por mí, Domingo Savio, en el año de 1849, en el día de mi Primera Comunión, a la edad de siete años:

— Me confesaré a menudo, y comulgaré tan frecuentemente como mi confesor lo permita.

— Deseo santificar los domingos y fiestas en forma especial.

— Mis amigos serán Jesús y María.

— Prefiero morir antes que pecar.

El 12 de junio de 1954, fue canonizado por el papa Pío XII, como Santo Domingo Savio. Su fiesta se celebra el 6 de mayo.

Domingo Salvo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.