Las 100 fotografías más influyentes de la historia // 4. Madre migrante

Dorothea Lange: Madre migrante (1936).

Si hay una etapa histórica que no queremos recordar (pero podría ser que no estuviera tan lejana…) es la Gran Depresión de los años 1930. Y sin embargo, hemos de hacerlo.

Continuando la serie TIME – Las 100 fotos más influyentes de la historia, hoy veremos una imagen que simboliza como pocas aquella etapa, y de la que la historiadora especializada en fotografía Sally Stein afirma es “la más reproducida de toda la historia”.

Tras el crash de 1929, el mundo entero sucumbió a una recesión de tamaño planetario. Por ser una potencia de primer orden, Estados Unidos sufrió los problemas proporcionales a su tamaño. Miles de bancos y empresas quebraron, millones de personas quedaron sin trabajo, la economía retrocedió décadas.

Y si bien el paro, la falta de esperanzas y futuro campaba a sus anchas en las ciudades, en las grandes zonas agrícolas del país las cosas no fueron mejor.

Entre 1932 y 1939 se produjo una sequía sin precedentes, que acabó provocando una innumerable serie de tormentas de polvo, conocidas como Dust Bowl. Las cosechas no prosperaban, o simplemente se malograban.

Dust Bowl, Texas, 1935.

Efectos de la Dust Bowl, en Dallas (Dakotas del Sur), en 1936.

En el sur de California, a la pobreza se añadieron lluvias torrenciales (1933), que multiplicaron sus perniciosos efectos sobre la agricultura.

En todo el país, se calcula que más de 3 millones de personas se vieron obligadas a emigrar a otros estados.

La FSA (Farm Security Administration) ideó una campaña propagandística para ayudar a los agricultores. Entre otras medidas, contrataron a varios fotógrafos para documentar los efectos de la Gran Depresión en el campo.

En el caso de Dorothea Lange, una fotógrafa apasionada y al mismo tiempo meticulosa, el encargo de la FSA se vio sin duda recompensado y sobrepasado por algunas de sus imágenes, que han pasado al acervo colectivo y al dominio público de la Humanidad. Entre ellas, la más icónica de todas es Madre migrante, una fotografía que, a pesar de sus más de 80 años, mantiene intacta una fuerte carga emotiva.

Siguiendo las prácticas de la fotografía documental, Dorothea anotaba en cada fotografía los detalles de la imagen. En el caso de Madre migrante, su pie de foto oficial es así de aséptico, lo que añade aún más dramatismo:

Familia de agricultores migrantes. Siete hijos hambrientos. La madre tiene 32 años, el padre es nativo de California. Refugiado en los campos de cosechadores de guisantes porque se arruinó la primera cosecha. Esta gente recién tuvo que vender su tienda para comprar comida. Más de 2.500 personas en este campamento son refugiados. Nipomo, California, 1936.

 

Madre migrante. Serie de imágenes tomadas por Dorothea Lange, en 1936.

 

Puedes ver, si lo deseas, la imagen en alta resolución (6,205 × 8,066 pixels).

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .