“La desigualdad social actual se inicia en el siglo XVIII”

“Las desigualdades sociales de hoy arrancan a finales del XVIII y, tristemente, hablando de ellas hablo de ahora mismo; sufrimos la misma desigualdad que entonces.”

(…) para que el pueblo progrese convienen grandes instalaciones agrarias y no la profusión de pequeñas y parceladas tierras que dan un limitado alquiler y apenas subsistencia individual; con las nuevas leyes, millón y medio de campesinos deben abandonarlas y se convierten en mano de obra barata… Y así, entre cuatro, montan la revolución industrial, pagando, claro, cuatro reales porque se basó en el algodón, producto salido de la tierra, cultivado por esclavos y con un carbón para la maquinaria de vapor que provenía de la propia tierra… Ahí se produce una destroza social. (…) La desigualdad siempre ha existido, pero hasta entonces era muy estática; en ese instante dará un salto enorme.

Gonzalo PONTÓN, Entrevista en El País, 13/11/2017

Julius Ejdestam: Los pobres de Suecia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .