Tener interés, la verdadera motivación para la Arqueología

La arqueología contemporánea constituye una técnica sumamente refinada y profesionalizada. El fechado a base del carbono 14 y procedimientos similares producirán un día evidencias de una firmeza inimaginada en el mundo de Tucídides. Sin embargo, cometeríamos un gran error si explicásemos nuestro superior conocimiento de Micenas en razón solo de los avances científicos. Desde el punto de vista técnico, poco es lo que Schliemann o sir Arthur Evans tenían a su disposición que no poseyese ya un ateniense del siglo V. Los antiguos helenos ya tenían la mano de obra y dominaban las técnicas que les hubieran permitido desenterrar las Tumbas de la Flecha en Micenas y el Palacio de Cnosos, y eran lo suficientemente sagaces para relacionar aquellas piedras enterradas con los mitos de Agamenón y de Minos respectivamente. Lo que faltaba era el interés: tal es el enorme abismo que se abre entre su civilización y la nuestra, entre su visión del pasado y de la contemporaneidad. (…) Otra vez vemos, pues, que ni la técnica ni la inteligencia son criterios útiles; solo el cambio de interés explica la diferencia.

Moses I. FINLEY, Uso y abuso de la historia (1975)

 

Clavo con escritura cuneiforme.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .