¡James Watt alumbra la idea feliz por excelencia!

James Watt y la máquina de vapor: el amanecer del siglo XIX (1855).

En este cuadro, el pintor James Eckford Lauder parece querer captar el momento en que al tratar de mejorar la máquina de vapor de Newcomen, James Watt alumbra la idea feliz que lo cambiará todo para siempre. Me gusta ver en esta obra ese momento en que un destello acaba, con el tiempo, provocando una verdadera revolución: la Revolución industrial.

Quizá fuera esa la razón por la que Lauder, con gran perspicacia, lo tituló James Watt y la máquina de vapor: el amanecer del siglo XIX.

Como recordábamos hace unos días, Joel Mokyr sintetizaba el concepto de la máquina de vapor, que aunque no una creación inicial suya, “permanecerá siempre asociada al nombre de James Watt“, para sentenciar a continuación que “en la historia de la tecnología, Watt es comparable a Pasteur en la biología, a Newton en la física o a Beethoven en la música“.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .