Víctor Hugo, pionero de los viajes en ferrocarril

He hecho ayer el recorrido entre Amberes y Bruselas y el retorno. He partido a las cuatro horas y diez minutos y he regresado a las ocho y cuarto, […] la velocidad es sorprendente, […], los árboles danzan […]. Es preciso mucho esfuerzo para no imaginarse que el caballo de hierro es un animal verdadero. Se le oye, […] suda, tiembla, silba, relincha, se desboca […]. Arroja a lo largo de la ruta un excremento de carbones ardientes y una orina de agua hirviendo […] y su aliento flota sobre vuestras cabezas en bellas nubes de humareda blanca.

Víctor HUGO, Viaje a Bélgica (1837)

 

Así era el viaje en el primer tren de vapor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .