El racismo del hombre blanco, en un libro de viajes del siglo XIX

 

El negro civilizado es capaz, como el blanco, de las concepciones más bellas, de las acciones más bellas; el Negro salvaje o bárbaro es capaz de todas las torpezas y, desafortunadamente, Dios sabe por qué, parece ser condenado, en su país de origen, al salvajismo, a la barbarie de por vida. Sus únicas leyes son las pasiones brutales, sus apetitos feroces, los caprichos de su imaginación salvaje.
El negro salvaje y bárbaro es capaz de todas las estupideces y desgraciadamente, Dios sabe el porqué, parece estar condenado en su país de origen a la salvajería y a la barbarie para siempre. Con tres semanas de trabajo tiene para garantizar su provisión de arroz, maíz, etc. Si trabajara seis meses, haría de su patria un paraíso. Pero cualquier idea de progreso y de moral no le permite darse cuenta del valor incalculable, del infinito poder del trabajo y sus leyes son sus pasiones brutales, sus apetencias feroces, los caprichos de su imaginación perturbada. El indígena vive al día, a la aventura, indiferente al mañana. Su gusto poco delicado le permite adaptarse a los que le ofrece el azar.

 

Armand DUBARRY, Viaje a Dahomey (1879)

 

Quizá ahora a algunos no les suene con este nombre: Dahomey fue un territorio colonizado por Francia en los siglos XIX-XX. Logró su independencia en 1960, y en 1975 fue renombrado a su denominación actual, Benín.

Mapa de Dahomey y de su entorno, por R. Norris (1793).

2 comentarios en “El racismo del hombre blanco, en un libro de viajes del siglo XIX

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .