Razones que dan los que abominan el uso del Tabaco

 

“Los que hablan mal, y reprueban el uso del Tabaco y sus virtudes por ignorarlas, toman por asunto, lo primero; el decir es muy caliente y seco, y que por esta razón enciende y calienta el cuerpo en demasía, especialmente tomado en polvo por las narices, que destempla el cerebro y provoca perturbaciones de los sentidos interiores, de lo que resulta a los exteriores algún daño y destemplanza de todo el cuerpo.

Lo segundo, que a los que toman Tabaco les perturba los sentidos, y les provoca sueño especialmente tomado en humo con grandes ensueños, ya con deleite, ya con molestia.

Lo tercero, que es causa de esterilidad, tanto en hombres como en mujeres, e impotencia para la generación, como refiere Francisco Ranchono en sus obras medicinales Tratado de las enfermedades de las vírgenes, dice porque consume la materia seminal y debilita la cópula.

Lo cuarto, que tomado el Tabaco en polvo por las narices provoca fluxiones de humores a boca, narices, ojos y demás partes vecinas; que la lengua de mucha humedad se entorpece, que las encías se entumecen y duelen, y muchas veces los dientes se blandean.

Lo quinto, dicen que el Tabaco tomado en polvo por las narices sube al cerebro atraído con la inspiración, en donde se queda y con el tiempo viene a quitar la vida, pues se ha hallado en muchos difuntos que lo tomaban.

Lo sexto, que hace perturbar en lo civil la decente y agradable limpieza, trayendo las narices y bigotes llenos de polvo como chimenea de hollín, introduciendo el mucho escupir, moquear y gargajear en las concurrencias y conversaciones, y el bostezar y estornudar con él, que parece olvidan y menosprecian la antigua y loable costumbre que empezó el año de 590 del nacimiento de nuestro Redentor, en aquella furiosa y cruel peste del Emperador Pelagio de que murió, y entonces fue cuando se introdujo el decir Dominus tecum al que bostezaba o estornudaba, porque luego moría, la cual peste aplacó San Gregorio con sus oraciones, según cuenta Antonio Porta lib. De la Peste. cap. 21 con muchas autoridades, y también dice que los que lo toman en humo parece son tizones aborrecibles y molestos, que obligan a los circunstantes a desamparar el puesto, y así que las antiguas costumbres cortesanas, se han vuelto en descortesías.

Lo séptimo, dicen que los antiguos no usaron del Tabaco, y lo pasaron bien gozando buena salud sin su uso, gastando buenos vinos, carnes y pescados, pan y otras cosas de buen alimento que crían buenos humores de donde resulta buena salud.

Y por último, algunos alegan que Galeno en muchos lugares da por dañoso el humo (…)”

 

Antonio LAVEDAN, Tratado de los usos, abusos, propiedades y virtudes del tabaco, café, té y chocolate (1796)

 

Pipa anti-cáncer (1905).


Otras citas de Datos a tutiplén:

Dulce CHACÓN · Charles DARWIN · Ramón GÓMEZ DE LA SERNA · Mae WEST · Ángel GANIVET · Wassily KANDINSKI · Edgar DEGAS · J.H. ELLIOTT · Nehru JAWAHARLAL · Varlam SHALÁMOV · José FRANCOS RODRÍGUEZ · Paul CEZANNE · Roberto BOLAÑO · Charlie CHAPLIN · Johann Joachim BECHER · John Kenneth GALBRAITH · Thomas WOOD · Jorge Luis BORGES · Groucho MARX · Victoria I · Vere GORDON CHILDE · Manuel AZAÑA · Stefan ZWEIG · SAN AGUSTÍN · Roger SCRUTON

Anuncios

Un comentario en “Razones que dan los que abominan el uso del Tabaco

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.