Miguel Bravo Vadillo: “¡Nada de novelas!”

Profesor.– El primer ejercicio de hoy consistirá en buscar en el diccionario la palabra “razonar”. ¿La tenéis? A ver, Luis, lee la definición en voz alta.

Luis.– “Discurrir, ordenando ideas en la mente, para llegar a una conclusión”.

Profesor.– Y yo pregunto: ¿Necesita Dios razonar?

Luis.– No.

Profesor.– ¿Por qué?

Luis.– Porque ya lo sabe todo. Dios es omnisciente, así que no necesita llegar a ninguna conclusión.

Profesor.– Así es. Por tanto, Dios no razona. ¿Y qué demuestra eso? Ya que vosotros sí podéis razonar, hacedlo.

Luis.– Demuestra que Dios no existe, si tenemos en cuenta la célebre frase de Descartes: “Je pense, donc je suis”.

Profesor.– ¡Exacto!

Teófilo.– Pero si no existe, ¿cómo puede ser omnisciente?

Profesor.– No existe, así que no es omnisciente.

Teófilo.– Ya, pero si no es omnisciente, entonces sí puede razonar. Y si razona es que existe; al decir de Descartes, claro.

Profesor.– Mira, Teófilo, tengamos la fiesta en paz, ¿eh?; que te gusta mucho jugar con el vocablo.

Teófilo.– Está bien, no jugaré con el vocablo y le pondré un ejemplo real: mi primo Timoteo ni es omnisciente ni razona y, sin embargo, existe.

Luis.– Pero tu primo Timoteo no es Dios. Además, si Dios no razona tampoco puede ser omnipotente, ya que hay algo que no puede hacer: razonar. Luego Dios no es Dios y, por tanto, no existe. Del mismo modo que si no es omnisciente no puede ser Dios. Omnisciencia y omnipotencia son incompatibles.

Teófilo.– Maniático de la última palabra…

Profesor.– Aquí soy yo quien tiene la última palabra. La cosa no está clara. Pensad detenidamente sobre ello esta tarde, y mañana continuaremos con el mismo razonamiento. Espero de vosotros lo mejor: conclusiones certeras y fiables, nada de novelas.

 

Descartes compara su método con una cesta de manzanas (creencias), donde puede que algunas estén podridas, y para evitar que se estropeen, se ha de inspeccionar una por una.


El microrrelato Nada de novelas fue escrito por Miguel Bravo Vadillo.

Un comentario en “Miguel Bravo Vadillo: “¡Nada de novelas!”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .