Datos a tutiplén #5 :: La inoportuna y triste muerte de Esquilo

Al dramaturgo Esquilo, uno de los representantes de la tragedia griega clásica, el oráculo le había vaticinado que su muerte se produciría por caérsele la casa encima, aplastándolo.

El bueno de Esquilo no tuvo más remedio que salir de la ciudad, pensando que así estaría seguro.

¡Pobre infeliz!, que encontró la muerte donde menos lo esperaba. Iba tranquilamente caminando, cuando el caparazón de una tortuga le cayó en la cabeza. ¡Qué casualidad!, que un quebrantahuesos había soltado a su presa, confundiendo al dramaturgo con una roca contra la que estrellar su botín.

Esquilo no pudo huir de su destino: decididamente, el oráculo había acertado.

 

Ahora bien: quizá no debas creerlo a pies juntillas, porque es posible que sea un cuento. Una leyenda curiosa, es cierto, cuyo origen se encuentre en el filósofo Hermipo de Esmirna.

 

 

La muerte de Esquilo, ilustrada en la Crónica florentina en imágenes, de Maso Finiguerra, obra del siglo XV.
La muerte de Esquilo, ilustrada en la Crónica florentina en imágenes, de Maso Finiguerra, obra del siglo XV.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .