José María Méndez: “Tiempo irredimible”

Tiempo irredimible

Los domingos amanecía con dolor de cabeza, el ánimo por el suelo. Pero juraba que no era efecto de los tragos. Era el cansancio normal consecuente al desvelo y al esfuerzo que produce el hallazgo de verdades dolorosas. Ese cansancio sólo se cura con otros tragos. Una espina saca otra espina. Así aparecieron las borracheras de los domingos, después las de los lunes y las de todos los días. Y allí está ahora, viejito, arrugado, tembloroso. Lo dejará dormir unos minutos más, tal vez así se despierta un poco más despejado. Aunque esa es una ilusión porque tiene ya la cabeza hueca como la de un idiota.

 

 

El texto es un fragmento de Tiempo irredimible, de José María Méndez (1913-2006).

 

Bebiendo en plena calle.

 

10 comentarios en “José María Méndez: “Tiempo irredimible”

    1. ¿Por qué piensas que es una protagonista femenina?

      El texto dice “viejito, arrugado, tembloroso”, y más adelante, “despejado”. Todo hace referencia a un personaje masculino, ¿no crees?

      Ahora bien, me haces dudar con tu pregunta…

      Por eso te la traslado yo: ¿por qué piensas que se trata de una mujer?

      Me gusta

    1. No es cuestión de encontrarle lo bueno, pero en el propio texto lo dice:
      “el cansancio normal consecuente al desvelo y al esfuerzo que produce el hallazgo de verdades dolorosas”.
      Y justo a continuación: “Ese cansancio sólo se cura con otros tragos”.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .