Color Azul·Música·Series

“Volare”: la alegría hecha canción

La canción que atravesó todas las fronteras

En 1958, un compositor y cantante completamente desconocido —Domenico Modugno— acudía al Festival de la Canción de San Remo, el más importante de cuantos se celebraban entonces. Aunque ya había participado como compositor en un par de ediciones, esta era la primera vez que se presentaba ante el gran público.

Domenico Modugno se alzó con el triunfo en San Remo con su canción, convirtiéndose en poco tiempo en una estrella internacional. En el Festival de Eurovisión no ganó, pero quedó en un estimable tercer puesto.

Debemos recordar al lector que desde que durante una década (1956-1966) el ganador en San Remo era automáticamente el representante de Italia en el Festival de Eurovisión. Por cierto, la causa que provocó que los organizadores del festival cambiaran de idea fue precisamente la participación de Domenico Modugno de 1966, en la que no obtuvo ningún punto. Desde entonces, San Remo se desvinculó casi por completo de Eurovisión.

La canción era Nel blu dipinto di blu, aunque fuera de Italia es más conocida como Volare. La causa: que cuando la canción fue editada en el mercado norteamericano, lo hicieron bajo este título, seguramente mucho más comercial.

Sin embargo, precisamente el título es una de las cuestiones interesantes de esta canción, ya que se trata de un juego de palabras que, al traducirlo, pierde parte de su sentido. Así es: en italiano, blu  significa “cielo”, pero también “azul”. Por eso, parte de la gracia de la canción comienza ya en su propio título, que traducido al castellano sería aproximadamente “En el cielo pintado de azul“.

Con el tiempo, esta canción se ha ido convirtiendo casi en uno de los componentes de la quintaesencia de la música italiana. Es casi seguro que en una conversación en la que se hable de música italiana, la canción aparecerá de forma invariable.

Difusión internacional

Nel blu dipinto di blu (o Volare, como hemos visto) ha sido interpretada y grabada por infinidad de cantantes, a lo largo y ancho del mundo. Sólo por citar unos cuantos: Frank Sinatra, Dean Martin, Ray Conniff, Barry White, Paul McCartney, y muchísimos más. ¡Hasta David Bowie!, que dudo que estuviera satisfecho con una interpretación tan poco brillante…

Debo reconocer que es más que lícito que fuera interpretada por Frank Sinatra o Dean Martin, ya que la versión original de Modugno estaba muy impregnada de swing, muy familiares a ambos.

Durante décadas, la canción continuó reinterpretándose, funcionando casi en todas sus innumerables manifestaciones. Se trata, ya, de un estándar, y el público la ha acabado por desligar de su autor, al que muchos ni conocen.

En Italia, por supuesto, es casi sagrada, siendo interpretada por casi todos, entre los que hay que reseñar Ricardo Cocciante, Rita Pavone, Andrea Bocelli, Eros Ramazotti y Laura Pausini, y tantos otros.

Una versión muy celebrada entre el público fue la revisión rumbera de Gipsy Kings:

Pero, la verdad, a mí siempre me ha gustado la interpretación de su propio autor: a mi parecer, siempre lo hacía de forma más apasionada que ningún otro.

Y, si hay alguna interpretación que me emocione además de la del propio Domenico Modugno, es, como no podía ser menos, la de Luciano Pavarotti, una memorable versión que quiero recordar aquí como un homenaje personal:

Anuncios

Un comentario sobre ““Volare”: la alegría hecha canción

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.