Nazim Hikmet: “El gigante de ojos azules”

El gigante de ojos azules

Un gigante de ojos azules

amaba a una mujer pequeña,

cuyo sueño era una casita

pequeña, como para ella;

que tuviera en el frente un jardín

con temblorosas madreselvas.

 

El gigante amaba en gigante.

Su mano, a grandes formas hechas

mal podía construir los muros,

ni usar el timbre de la puerta

de una casita con jardín

con temblorosas madreselvas.

 

El gigante de ojos azules

amaba a esa mujer pequeña

que pronto se cansó, mimosa

de tan desmesurada empresa

que no concluía en un jardín

con temblorosas madreselvas.

 

Adiós, ojos azules, dijo.

Y con graciosa voltereta,

del brazo de un enano rico

penetró en la casa pequeña

que tenía en el frente un jardín

con temblorosas madreselvas.

 

El gigante comprende ahora

que amores de tanta grandeza

no caben nisiquiera muertos

en esas casas de muñecas

que en el frente tienen un jardín

con temblorosas madreselvas.

Un comentario en “Nazim Hikmet: “El gigante de ojos azules”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .