Árboles·Pitagorín·Series

El sauce triste: Salix babylonica

Lago de Beijing (Pekín). El árbol que se ve en primer plano es un sauce llorón (Salix babylonica).
Lago de Beijing (Pekín). El árbol que se ve en primer plano es un sauce llorón (Salix babylonica).

El sauce llorón, un sauce con historia

Aunque hoy todo el mundo lo conoce como sauce llorón, también fue conocido como sauce triste, si bien es una denominación que no cuajó más allá de la poesía y la literatura.

Sin embargo, hay indicios de que el propio Carl Linneo, antes de llamarlo Salix babylonica, lo había catalogado como Salix tristis (sauce triste).

Sea como fuera, este sauce ha ido siempre ligado a la melancolía y la tristeza. Y su origen, aunque antiguo, puede ser datado perfectamente. Veamos cómo.

Tras la conquista de Jerusalén y la consiguiente destrucción del templo por parte de Nabucodonosor II, los judíos estuvieron exiliados en Mesopotamia. A este período (586 a.C. – 537 a.C.) ellos mismos lo denominan Cautiverio de Babilonia o Cautividad en Babilonia, que se narra en varios libros de la Biblia, en los que con gran tristeza y melancolía se describe la añoranza por su tierra. Es en este contexto donde deben leerse e interpretarse pasajes como el del Salmo 137:

Al borde de los canales de Babilonia nos sentábamos, y llorábamos

al acordarnos de Sión; en los sauces que por allí se encuentran habíamos colgado nuestras arpas.

Allí los que nos habían deportado nos pedían palabras de una canción y nuestros raptores, un canto de alegría: “¡Cántennos un canto de Sión!”

¿Cómo íbamos a cantar un canto del Señor en un suelo extranjero?

¡Si me olvido de ti, Jerusalén, que mi derecha se olvide de mí!

Muchos autores ven aquí un claro reflejo de la epopeya de Gilgamesh, mucho más antigua, y de la que la Biblia parece ser deudora:

Gilgamesh, entonces se sentó

y lloró.

Y las lágrimas resbalaban por sus mejillas.

Por eso, con el tiempo, el sauce llorón ha acabado por ir irremediablemente asociado a la tristeza, a la melancolía y a la amargura. Y, también, aquí está la explicación de por qué Linneo lo denominó Salix babylonica.

 

Entradas relacionadas

Anuncios

7 comentarios sobre “El sauce triste: Salix babylonica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.