En Internet, el tamaño sí que importa

Nota introductoria

Para el entendimiento cabal de lo que implica esta noticia, tienes que saber lo que es un petabyte. Si ya lo sabes, puedes saltarte este párrafo. Empecemos con los megabytes (abreviatura: MB). Esta unidad de medida es típica en los smartphone (teléfonos inteligentes) como el que seguramente tienes en tus manos, y son normales tamaños de 16 MB o 32 MB. La siguiente escala son los gigabytes (GB): 1 GB equivale a 1024 MB. Para ver cuánto es, podemos fijarnos en los DVD, los lápices USB o los discos duros. Por ejemplo, un DVD estándar pueden almacenar 4,5 GB; los lápices USB actuales típicos permiten 16, 32, 64 e incluso hasta 256 GB. Un salto cuantitativo es el terabyte (TB), que por el momento sólo podemos verlo en discos dursos, internos o externos. Tamaños normales en la actualidad son los de 1 TB, 2 TB, y empiezan a verse alguno de 4 TB. Es necesario decir que 1 TB equivale a 1024 GB, así que puede verse que se trata de dispositivos con una capacidad descomunal de almacenamiento, ya que difícilmente un usuario normal será capaz de llenar el disco duro. El siguiente escalón en espacio de almacenamiento de datos es el petabyte (PB), que equivale a 1024 TB. Pero, por si quieres hacerte una idea de lo que significa un PB: se ha calculado que filmar la vida de una persona (100 años) en alta definición (10 megapíxels, 50 fotogramas por segundo) ocuparía aproximadamente 0,5 petabytes.

Lo dicho: el tamaño importa…

Hace unos días, leía la crónica de una extraña noticia, en la que se narraba cómo un usuario había intentado comprobar personalmente si el almacenamiento en la nube ofertado por Amazon tenía la capacidad “ilimitada” que éstos afirmaban en su publicidad.

Ni corto ni perezoso, al usuario se le ocurrió un método infalible para llenar el disco duro de Amazon. Para ello, decidió obtener tantos datos como pudiera de Internet, en los sitios donde se produce 24 horas al día, 7 días a la semana. ¡Dónde iba a ser si no? En las cámaras que graban pornografía en tiempo real. Otros usuarios se unieron al plan, que finalmente fue bautizado con el atractivo nombre “Petabyte Porn Project“. Su coordinación y buen funcionamiento les permitían grabar grabar hasta 12 TB al día.

El plan lo finalizó su propio creador, debido a que —como él mismo cuenta— “sé de mucha gente que me etiquetó de pervertido enorme, o de alguien con una adicción enorme por el porno, pero realmente eso no va conmigo. Mi problema es la recolección de datos, no la pornografía“. Contó que le sirvió también para aprender Python (un lenguaje de programación), gestión de bases de datos SQL, y a saber cómo trabajar con grandes volúmenes de datos.

Esta historia me recordó, desde el primer momento, la viñeta de Forges —genial, como siempre— sobre los gatitos e Internet:

Forges, El País, 17/06/2017
Forges, El País, 17/06/2017

2 comentarios en “En Internet, el tamaño sí que importa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .