Agua·Pitagorín·Series

Las cataratas más impresionantes del mundo

Puesta de sol en las Cataratas del Iguazú.

Las cataratas: Ese claro objeto de deseo

Las cataratas y saltos de agua reciben muchos nombres, dependiendo de múltiples factores. En cualquier caso, siempre son llamativas y evocadoras para cualquiera que las observe, y es rara la persona que no le gusten. Quizá revelan nuestra oculta (o perdida) conexión con la naturaleza…

Las cataratas más extensas

Cataratas Victoria

Se encuentran en la frontera de Zambia y Zimbabue, formando parte del río Zambeze. Precisamente por pertenecer a dos países, se encuentran en dos parques nacionales distintos (Parque Nacional de Mosi-oa-Tunya, de Zambia; Parque Nacional de las Cataratas Victoria, de Zimbabue). Atraen a miles de personas que se maravillan con su majestuosidad, fruto tanto de su vista como de sus enormes dimensiones: 1.7 km de anchura, y 108 metros de altura (casi el doble de las cataratas del Niágara).

Su nombre original local es Mosi-oa-Tunya (“el humo que truena”), pero el famoso explorador escocés David Livingstone (sí, exactamente: es el de “Dr. Livingstone, supongo”) las rebautizó con el nombre de la reina del imperio británico, que es como son conocidas internacionalmente. En 1989, fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Cataratas Victoria.
Cataratas Victoria.

Cataratas del Niágara

Si a alguien se le pide que cierre los ojos, y piense en un río, y luego en unas cataratas, estoy casi seguro que en un alto porcentaje, el nombre que saldrá es Niágara.

Icono pop donde los haya, las cataratas del Niágara (Niágara es una palabra originaria de los indios iroqueses, que significa “trueno de agua”) son el símbolo por excelencia de los saltos de agua. Aunque no son los más altos (sabemos que es el Salto Ángel), ni los más grandes (las cataratas Victoria son las que se pueden enorgullecer de ello), las del Niágara pueden presumir de ser las catarata por excelencia del inconsciente colectivo.

Con sólo 64 metros de caída, el conjunto de cascadas que conforman las Cataratas del Niágara (Niagara Falls, en inglés), esto es, la “catarata canadiense” (Ontario), la “catarata estadounidense” (Nueva York) y la “catarata Velo de Novia”, son un verdadero espectáculo, visitado por más de 30 millones de personas cada año.

Han sido protagonistas incluso en el cine (Niágara, 1953), permitiendo llevar a la fama a Marilyn Monroe, estrella por excelencia de Hollywood.

Si hasta ese año eran ya una atracción turística, y un favorito para las lunas de miel de los norteamericanos, desde el estreno de la película ya se convirtieron en símbolo absoluto, y casi un lugar de peregrinación para las parejas recién casadas.

Artículo relacionado: Las cataratas del Niágara, en el cine

Vista panorámica de las cataratas del Niágara.
Vista panorámica de las cataratas del Niágara.

 

Las cataratas más altas

Salto Ángel

Con casi 1 km de caída, es la catarata más alta de todo el planeta: 979 metros. Representa una altura de casi 17 veces la de las cataratas del Niágara. Pertenece al Parque nacional Canaima, dentro de la impenetrable selva venezolana. Forma parte del catálogo del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco.

Salto Ángel (Venezuela).
Salto Ángel (Venezuela).

Salto del Tugela

Lo impresionante del salto del Tugela (en lengua zulú, “repentino”) es su altura, ya que con sus 947 es el segundo más alto del mundo. Se ubica en los Drakensber (“montañas del Dragón”), dentro del Parque Nacional Natal Real, en Sudáfrica. En realidad, el salto está compuesto compuesto por cinco caídas sucesivas.

Salto del Tugela (Sudáfrica).
Salto del Tugela (Sudáfrica).

Las cataratas más complejas

Cataratas del Iguazú

Algunos de los saltos del lado argentino de las cataratas del Iguazú, vistos desde la orilla brasileña.
Algunos de los saltos del lado argentino de las cataratas del Iguazú, vistos desde la orilla brasileña.

Las Cataratas de Iguazú están conformadas por un conjunto de 275 saltos distintos, ubicándose el 80% en Argentina, y el 20% restante en Brasil. De entre todos, el más espectacular es, con sus 80 metros el más alto: la Garganta del Diablo. Y, precisamente, por el medio de este salto es donde se encuentra la frontera entre los países que comparten Iguazú.

En el año 2011, se propuso a los internautras que eligieran las “Siete maravillas naturales del mundo“, entre un total de 440 parajes naturales de todo el planeta. En febrero del año siguiente, tras un complejo proceso con más de 1.000 millones de participantes, se anunció el ganador final: las Cataratas del Iguazú.

Las cataratas del Iguazú, vistas desde el lado brasileño hacia la Garganta del Diablo.
Las cataratas del Iguazú, vistas desde el lado brasileño hacia la Garganta del Diablo.

 

 

Anuncios

Un comentario sobre “Las cataratas más impresionantes del mundo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s