Asturias·Emprendedores·Gijón·Oviedo

tukán alza el vuelo, pilotado por antiguos trabajadores de Morés

Logotipo de tukán Somos impresores.

Con una enorme ilusión bajo el brazo, una nueva empresa trata de hacerse un hueco en Asturias, y con el tiempo es posible que acabe siendo el buque bandera y referencia en la impresión digital. Hablamos de tukán.

Ingredientes para el éxito no le faltan a este proyecto: dilatada experiencia de sus integrantes (fueron trabajadores de la inefable Morés Reprografía), ilusión, esfuerzo, trabajo, sacrificio, ganas y pasión.

Cuando les pedí que me indicaran, en una escala de 1 a 10, el grado de implicación de todos los empleados e integrantes en el proyecto —y el de sus familias—, no lo dudaron: ¡más de diez!

Siempre he creído que cuando se emprende una nueva actividad, hay una parte técnica cuyo límite se establece en los conocimientos presentes o futuros. Sin embargo, pienso que los sentimientos y el corazón pueden ir —y de hecho van— mucho más allá. Como yo mismo suelo repetir:

“La pasión debería ser el motor de todo proyecto. Y su energía, continuamente renovable.”

También en tukán están convencidos de que la ilusión debe superar a la incertidumbre, ya que de otro modo nada se iniciaría.

Como casi todo en esta empresa, su propio nombre comercial, tukán, surgió de la aportación colectiva de sus integrantes. Es, en mi opinión, un nombre muy acertado: fuerte, sonoro, atractivo, colorido como el propio tucán, ese precioso animal de la selva.

Para tukán, la memoria y el pasado nunca serán una losa de la que no se podrían despojar, sino un reto, una oportunidad de cara al futuro del proyecto, que pretenden llevar a buen puerto desde el primer día.

Algunas de las innovaciones de tukán me han gustado especialmente. Sin duda, ha de reseñarse la zona que han habilitado para los clientes (freelance, particular, y cualquier otro tipo de cliente circunstancial), en la que se podrán realizar cambios o modificaciones de última hora antes de entregarlo para su proceso. Es la forma perfecta de optimizar el tiempo y facilitar la vida al cliente. ¡Me quito el sombrero ante la propuesta!

El cliente, verdadero epicentro del negocio: “el cliente siempre tiene razón”, me recuerdan en tukán. Sobre el cliente pivotan todas las atenciones, todo el esfuerzo. Y es al cliente al que le demostrarán, en cada uno de los servicios, por qué ha venido a su empresa y no a otra.

Con un absoluto control de los tiempos y los recursos, inician un proyecto lleno de ilusión, con ganas de ofrecer una amplia gama de servicios al cliente, al que mimarán desde el primer día.

tukán Somos impresores ya está abierto al público, con presencia en Oviedo (calle Viaducto Marquina) y Gijón (calle Marqués de San Esteban). En fechas próximas, dispondrán también de un local para trabajos especiales, en el Polígono Industrial de Silvota.

Vayan, desde aquí, mis mejores deseos de buenaventura. Que los vientos les sean favorables, y recalen en todos los puertos que proyectan. ¡¡¡ ¡Que tengáis toda la suerte del mundo!!!

Artículos relacionados:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s