Lo que el tiempo se llevó

[1925] Curiosos detalles de la detención de los tres falsos sacerdotes asirios

El Liberal (Sevilla), 1 de agosto de 1925:

Bonito procedimiento para averiguar los idiomas que habla un detenido

Los periódicos insertan extensas informaciones muy curiosas sobre las detenciones efectuadas por la Policía de los tres individuos de nacionalidad asiria que viajaban por España fingiéndose sacerdotes y reclutando fondos para sus compañeros turcos y kurdos que se encuentran en situación apurada.

Dichos individuos se llaman Simón Jorge, detenido en Gerona, y Juan y Sinmon Dimitri, en Sevilla. Los tres fueron traídos a Madrid, donde se encuentran actualmente.

Interrogados por la Policía, ha podido comprobarse entre otros muchos detalles curiosos, que los aprovechados individuos estaban completamente peces en materia religiosa, hasta el extremo de que aseguraba uno que el actual para era Benedicto XV, mientras que los otros dos afirmaban que era León XIII.

En lo único que estuvieron de acuerdo los tres fue en afirmar que estaban encargados de recaudar cantidades para una banda a la que pertenecen

Según parece, entre los tres llevan recaudadas en España más de 100.000 pesetas.

Al ser interrogados sobre el sitio en que tenían el dinero, afirmaron que se lo enviaban según iban recaudándolo a su jefe supremo, el príncipe Malik Rambax, residente en Marsella.

Entre los documentos que se les encontraron figuraban varios resguardos demostrativos de que el dinero recaudado lo enviaban a Londres a sus nombres. También se les ocupó algunos billetes del Banco y un curioso Misal.

Manifestaron que no conocían ni el idioma francés ni el español, hablando sólo el caldeo.

Como la Policía sospechase que éstos vivos hablaban hasta el griego, les prepararon una añagaza para cerciorarse sobre sus conocimientos lingüísticos.

Cuando el director general les interrogaba, penetró un agente, que en correcto francés y dirigiéndose a su jefe le dijo: “¿Son éstos los que vamos a fusilar esta noche?”

Uno de los falsos curas al oír esto dio un respingo y en correctísimo francés preguntó: “¿Fusilarnos? ¿Por qué?”

Ante el resultado del lazo que les habían tendido no tuvieron más remedio que confesar que conocían el francés.

Estos estafadores modernos han visitado las provincias de Lérida, Gerona, Zaragoza, Vitoria, Bilbao, Toledo, Guadalajara, Tortosa, Valencia y Sevilla, y en todas ellas fueron dejando recuerdo de su paso en los bolsillos de las personas piadosas.

Los tres desembarcaron en Barcelona procedentes de Mesopotamia. Pertenecen a una organización de estafadores, repartidos por toda Europa, para recaudar socorros para los sacerdotes kurdos y aprovecharse de ellos.

Han quedado detenidos para ser expulsados por indeseables, tan pronto como cumplan las penalidades en que han incurrido.

El servicio policíaco ha sido prestado por el comisario señor Fenoll y dos agentes a sus órdenes.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s