Asturias·Lo que el tiempo se llevó

[1918] Los hórreos, vistos por Frankowski

La Voz de Asturias, 26 de julio de 1918:

Ha sido editada en castellano la obra Hórreos y palafitos de la Península Ibérica, de Eugeniusz Frankowski, antropólogo de la Universidad de Cracovia. En el capítulo dedicado al hórreo asturiano, escribe el ilustre profesor:

“El hórreo típico no tiene subdivisiones; dentro de este, amontonados sobre el suelo o guardados en cestos, se conservan los frutos de la tierra: maíz, trigo, patatas, habas, castañas, etc. A veces, en un rincón oscuro se esconde un antiguo arcón de madera desnuda, hermosamente tallado y conservado como recuerdo de familia (Somió, Gijón).  Además de las riquezas que cubren el suelo, hay otras colgadas de las vigas. Estas vigas, cruzando el interior del hórreo, se apoyan en medio de los bordes superiores de las paredes, formando un ángulo de cuarenta y cinco grados con las vigas inclinadas que sostienen el tejado. Sobre garfios, puntas, perchas clavadas en las vigas se ve colgada ropa, carne y demás provisiones. Algunas veces el hórreo sirve de vivienda, sobre todo en el verano. En los alrededores de Oviedo he visto uno de ellos convertido en una habitación muy limpia y muy bien adornada”.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s