Aviones·Historia·Series

Douglas DC-3, corredor de fondo

Un DC-3 operado por Flygande Veteraner en Suecia.
Un DC-3 operado por Flygande Veteraner en Suecia.

Si el otro día hablábamos de la longevidad de la avioneta Cessna 172 (en servicio desde 1956), aún te sorprenderá más la hazaña del DC-3, ya que a pesar de que su primer vuelo comercial fue el 17 de diciembre de 1935, este modelo no ha dejado de volar desde entonces. Por eso, no es sorprendente que se hayan construido más de 16.000 unidades, aunque la última se fabricó en 1942.

Es seguramente el avión de transporte comercial más conocido del mundo, y sus 80 años de servicio continuado son suficiente aval para afirmar que estamos ante un prodigio tecnológico.

Cuando la United Airlines adoptó el Boeing 247 en 1933, se plantearon automáticamente una serie de problemas para su competidora directa, la TWA (Trans World Airlines), de modo que aceptó un claro reto, impuesto por las características de dicha aeronave: una velocidad de crucero inédita hasta entonces (280 km/h), tren de aterrizaje completamente retráctil, monocasco metálico, ala cantilever. A favor de la TWA estaba la poca capacidad del Boeing: sólo 10 pasajeros.

Después de algunos modelos, Douglas diseñó finalmente el que sería el primer gran éxito de la aviación comercial en el transporte de pasajeros. Estamos hablando del DC-3 (Dougas Commercial-3), que, ya desde sus primeras etapas, fue sustituyendo poco a poco al ferrocarril en los largos recorridos de Estados Unidos.

Interior de la cabina de un DC-3.
Interior de la cabina de un DC-3.

Con la entrada en la Segunda Guerra Mundial, muchos aparatos se adaptaron para ser usados con fines militares, y paralelamente se construyeron modelos variantes de los comerciales. Por ejemplo, del DC-3 se diseñaron unidades reforzadas, llamadas C-47, C-53 y R4D. Además de la denominación oficial, tuvo varios nombres populares, como Dakota.

Tras finalizar la guerra, los aparatos volvieron a readaptarse para ser usados de nuevo con fines comerciales. De hecho, gran parte de las compañías aéreas de todo el mundo usó el DC-3 como su modelo estándar de transporte de pasajeros.

Una particularidad de este modelo, es que se trata del único avión con tren retráctil que puede aterrizar con las ruedas dentro del cuerpo, sin dañar ni el fuselaje ni las hélices.

Por poco análisis que hagamos, sin duda resulta sorprendente comprobar que, a pesar de la larga serie de innovaciones tecnológicas introducidas en la aviación comercial (centenares o miles, entre las que cabe contar la aparición del motor a reacción, el aerojet, el motor turbohélice, etc.), algunas no han sobrevivido al continuo ataque-contraataque intrínseco a la propia tecnología.

Sin embargo, el DC-3 aún sigue prestando servicio, a pesar de que se trata de un avión cuyo primer vuelo se produjo antes incluso de la publicación de la novela Lo que el viento se llevó (en la que se basó directamente la película homónima).

El DC-3 representó en su momento un avance significativo, disponiendo de algunos hallazgos técnicos:

  • La rueda de cola dispone de un asegurador, para garantizar que el avión despega en línea recta.
  • Calentadores para cada carburador, tratando de evitar el enfriamiento extremo del aire.
  • Sistemas de control avanzados: control automático de vuelo (piloto automático); fijador de rumbo; compensador, para mantener el morro en un ángulo determinado respecto al horizonte.
  • Sistemas de radionavegación: ADF; VOR.

Por todo lo dicho, algunos autores lo consideran el mejor avión del siglo XX.

 

Anuncios

2 comentarios sobre “Douglas DC-3, corredor de fondo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s