Lo que el tiempo se llevó·Oviedo

[1908] La barredora mecánica

Grande fue la expectación que ayer tarde causó la maquinilla infernal que un desaliñado empleado empujaba por la calle Fruela; fue el acontecimiento del día. Los amantes de la música que estaban disfrutando en el Café París con los acordes de la bellísima fantasía de Aida fueron sorprendidos por los estruendos y retumbos de tan escandalosa máquina. Ni cortos ni perezosos salieron a las puertas del café y, al igual que si estuvieran en el teatro, proporcionaron un abucheo y una gran pitada al empleado municipal. ¿Es que el Ayuntamiento no tiene agua? Pues ¡riegue, señor alcalde! Que el polvo y la suciedad no se quitan con ese ingenio mecánico sino con algo seguramente menos costoso y ruidoso: con agua.

La Voz de Asturias: Oviedo, 6 de julio de 1908

 

La calle de Fruela a principios del siglo XX. Ilustración: JUAN ALBERTO TAPIOLES. Lámina de la colección “Oviedo en la memoria”, de La Nueva España.
La calle de Fruela a principios del siglo XX. Ilustración: JUAN ALBERTO TAPIOLES. Lámina de la colección “Oviedo en la memoria”, de La Nueva España.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s