Un interesantísimo discurso, que a nadie dejará indiferente

Hace unos días, escribí un artículo hablando de la desmotivación y las profecías autocumplidas, en relación con la educación, los intereses, las inquietudes y las vocaciones personales. Entonces —insistía yo— quienes tienen la envidiable tarea de educar, deberían hacer suya esa pasión compartiendo lo mismo que sus educandos. Y me hacía una pregunta, retórica sin duda: ¿hay tarea mayor que la de enseñar a alguien, ya sea un hijo, un alumno, un compañero o un amigo?

Retomo esta cuestión —que nunca he dejado— al haber tenido conocimiento de un discurso pronunciado hace un mes, que me gustaría compartir contigo.

Seguramente John Roberts es un nombre muy común en Estados Unidos. Al menos, me lo imagino, ya que nunca he estado allí. Y casi podría decir que equivale a Juan Pérez, o a José González.

Pero ¡ojo!: estamos hablando de un juez, pero no de un juez cualquiera, ya que forma parte de la Corte Suprema de Estados Unidos. De hecho, es quien la preside, y por eso fue quien tomó juramento al mismísimo presidente del país, el inefable Donald Trump.

Convendrás conmigo, entonces, en que no estamos hablando de cualquiera. Y eso significa que cuando hace alguna declaración pública, las miradas se concitan a su alrededor. Y eso es lo que ahora espero: que se escuche el discurso que pronunció en la graduación de los estudiantes de secundaria, en la costosa y exclusiva Escuela Cardigan Mountain, New Hampshire (Estados Unidos), donde sólo estudian varones. Por cierto, entre los graduados se encontraba su propio hijo, Jack.

He entresacado algunas de las cosas que dijo:

  • “Espero que ustedes se sientan solos de vez en cuando, para que no subestimen a los amigos”.
  • “Espero que los traten injustamente para que conozcan el valor de la justicia. Espero que sufran la traición, porque eso les enseñará la importancia de la lealtad”.
  • “Siento decirlo, pero espero que ustedes se sientan solos de vez en cuando, para que no subestimen a los amigos”.
  • “Les deseo mala suerte, de vez en cuando, para que sean conscientes del papel del azar en la vida y entiendan que el éxito no es totalmente merecido, y que el fracaso de otros tampoco es completamente merecido”.

El juez tiene fama de conciliador, fomentando los acuerdos entre las partes en conflicto. Y aunque pueda parecer esta la tarea de un juez, no lo es necesariamente, ya que él siempre tendrá la última palabra, pudiendo tomar decisiones e imponer condenas sin oposición alguna.

Teniendo en cuenta el sitio donde estaban, también les dijo claramente qué significa ser privilegiado (por tener la posibilidad de estudiar en Cardigan Mountain), en una sociedad donde no todos lo son, y dándoles el mejor que se puede dar: actuar como una persona normal.

  • “Ustedes son jóvenes privilegiados. Mi consejo es que no actúen como tales”.
  • “Cuando llegues a tu nueva escuela, preséntate a la persona que esté rastrillando las hojas o vaciando la basura (…) cuando te cruces con personas que no conozcas, sonríe, mírales a los ojos, y di ‘hola’. Lo peor que pasará es que te conozcan como el joven que sonríe y dice ‘hola’”.

A pesar de que el discurso se desarrolló en un tono muy amigable, e incluso humorístico, esto no hace más que resaltar un conjunto de pensamientos de gran calado que encierra, y que si bien inicialmente van dirigidos a los estudiantes recién graduados, a todos nosotros nos deberían hacer reflexionar.

Algunos datos sobre el juez John Roberts

  • Su nombre completo es John Glover Roberts.
  • Tiene dos hijos adoptados: Josephine y Jack.
  • Cuando aún era estudiante, recibió el premio William Scott Ferguson por su ensayo Marxism and Bolshevism: Theory and Practice (Marxismo y Bolchevismo: Teoría y Práctica).
  • Graduado en Historia (1976), summa cum laude.
  • Graduado en Derecho en Harvard (1979), magna cum laude.
  • En junio de 2012, y gracias a su voto, la Corte Suprema ratificó la constitucionalidad de la ley de salud, que normalmente conocemos como “Obamacare”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .