¡Váyase, señor De Guindos!

Luis de Guindos Jurado

Las últimas declaraciones de Luis de Guindos, después de una ya larga serie de frases simples, banales, fáciles de pronunciar pero no de cumplir, ya no se molesta ni en afirmar; prefiere el modo condicional. Pero, más que el titular, o siquiera un corte, veamos la cita completa, porque es mucho más jugosa, pero en mi opinión más escandalosa, candidata sin duda a núcleo temático de un monólogo del Club de la Comedia, para el que debería —ya— postularse como candidato titular para toda la temporada. Veamos la dichosa frase:

“Si conseguimos mantener tasas de crecimiento en torno del 2,5%, por ejemplo a finales del año 2019, España podrá superar los 20 millones de empleos, es cuando se empezará a poder hablar con absoluto fundamento que España ha superado definitivamente la crisis”

Quiero recordar, una vez más, que aunque de Guindos es en la actualidad ministro de Economía, Industria y Competitividad, fue el representante en España y Portugal del banco de inversiones Lehman Brothers desde el años 2006, y lo era  precisamente en el tiempo en que quebró, ocasionando un terremoto, financiero primero, más tarde ya generalizado, convirtiéndose en el polvo que trajo estos lodos. Los lodos —Don Luis— no los creó la clase trabajadora. En fin, Don Luis: tampoco los trajo la clase media española, hoy en vías de extinción.

Los lodos los trajeron empresas como Lehman Brothers —y de Guindos formaba parte del core—, que, además de ser causa primera de la mayor crisis económica desde 1929, por ejemplo, en plena crisis inmobiliaria internacional, no tuvo mejor idea que llevar a cabo una operación especulativa basada en adquirir 88.000 viviendas casi de un plumazo. El colmo fue el sigilo consentido con que se inyectaron cientos de miles de millones de dólares envenenados en el sistema, sin que los incautos compradores se enteraran.

Debo confesar que el pasado de Luis de Guindos Jurado trato de recordarlo siempre que puedo, para que ni a mí, ni a nadie, se le olvide. Pues no hay nada peor que, por no recordarlos, caer en los mismos errores que cometimos en el pasado.

Yo más bien recuerdo y veo esto:

Ajustes sin fin
Y, en su verborrea, curiosamente aburrida, claramente chulesca, más que lo que aparentemente dice, lo que leo es lo que realmente quiere decir, que es esto:

Relanzamiento económico

En realidad, todo esto forma parte del catecismo Popular, que con renovado convencimiento cantan todos los miembros del coro bajo la dirección de su corifeo, siendo a veces uno, y a veces otro; eso no importa. Como breve y final recordatorio, hagamos un viaje en el tiempo por los años en que (es un decir, claro) lograron domeñarla, y acabaron con la crisis.

Septiembre 2013: “España ha salido de la recesión pero no ha salido de la crisis”Enero 2014: “España ha salido de la trinchera de la crisis y combate ahora en el frente de la recuperación”

Febrero 2014: “Rajoy da por acabada la crisis

Noviembre 2014: “Hemos superado la crisis económica”

Diciembre 2014: “El 2015 será el año del despegue definitivo de la economía”

Diciembre 2014: “Podemos decir que en muchos aspectos la crisis ya es historia”

Y así, podemos continuar, mes a mes, recordando las palabras del líder, o la de sus hagiógrafos, que tanto da. Pero, ¿para qué seguir, verdad?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .